El taller de mi tía

Al entrar en ese sótano, frío y húmedo, sentí un estremecimiento repentino. Para otros debía ser una sensación desagradable, una temperatura poco apropiada para quedarse mucho rato. El desorden. La poca luz. Las paredes algo desgastadas, incluso con un atisbo de moho en las esquinas. A mí, por el contrario, aquello me resultó muy acogedor y agradable por el recuerdo que me generaba. Me transporté entonces al verano del 92. Mis padres, que solo tenían descanso laboral una vez por semana, me dejaban en casa de mi tía, en una urbanización tranquila cercana a Cambrils (Tarragona), hasta que ellos podían empezar sus vacaciones, un mes después.

Mi tía tenía un taller de arte junto al jardín, en un pequeño sótano al que se accedía bajando unos escalones. Recuerdo el olor a húmedo, lo fresquito que se estaba cuando afuera hacía un calor de miedo, las esculturas moldeadas con esmero, el desorden ordenado, las paredes blancas y rugosas, las tintas, los cuadros, los pequeños esbozos, el techo bajo, y sobre todo, el olor a pincel mojado, a pintura y a gato.

Algunas tardes venían varias amigas de mi tía (siempre tan sociable y enérgica): pintábamos geishas sobre el cristal o esculpíamos figuras con las manos y mientras ellas hablaban de temas que por aquel entonces yo no alcanzaba a entender, sobre sus inquietudes, sus viajes o sobre arte y cultura, conceptos aún desconocidos para mí. Yo me mantenía callada y casi invisible, cosa que me encantaba porque podía ser observadora omnisciente de la situación y consolar mi curiosidad de niña tímida pero inquieta.

Mis padres regresaban el martes siguiente y yo, después de una semana de plena libertad, sentía que los había echado de menos, aunque no me importara quedarme otra semana más. Aquel, sin duda, fue uno de los mejores veranos que recuerdo, seguramente porque fue cuando, por primera vez, aprendí que las personas sensibles también tienen cabida en este mundo.

 

Photo by Yannis Papanastasopoulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: